Narcos

Nosaltres

«Criterio propio, sostenibilidad y absoluta pasión son las palabras que emplearía para definir Celler Arrufí.»

Esteve Arrufí viene de una larga tradición familiar vitivinícola. Después de heredar y gestionar conjuntamente durante muchos años una antigua bodega familiar, siempre tuvo en mente crear un proyecto propio donde crecer, un proyecto intimista donde poder representar el que significa para él la viña, la comarca de la Terra Alta y la elaboración del vino.

Fue el 2016 cuando empezamos la construcción de Celler Arrufí, y el 2019 cuando Esteve y la Sol decidieron emprender este proyecto de manera independiente y personal. Un proyecto del cual forma parte también el enólogo Joan Bada. Queríamos un enólogo que entregara y elaborara unos vinos que reflejaran todo el que queríamos transmitir y esto, sin duda, nos convierte en un buen equipo.

A Celler Arrufí somos ecológicos por convicción.

Celler Arrufí es una bodega con criterio propio, que es la base y el pilar de todo crecimiento profesional y personal. Elaborar unos vinos con la menor manipulación posible, puros, donde el protagonista absoluto sea la garnatxa y que a la misma vez refleje nuestra forma de hacer, nuestro territorio y el amor que sentimos con la biodiversidad es nuestra motivación.

Un criterio claro y propio convierte Celler Arrufí en una bodega atractiva y de calidad. Un proyecto que hacía mucho de tiempo que queríamos llevar a cabo, pleno de dificultades pero también de muchas satisfacciones. Somos conscientes que hay una evolución constante en este camino, un camino que recorremos con pasión y con sostenibilidad por encima de todo. Criterio propio, sostenibilidad y absoluta pasión son las palabras que nos definen.

Pero también somos conscientes de la evolución y transformación del vino, de las necesidades del mercado y sobretodo del consumidor final. Esto nos hace receptivos a aprender, a escuchar y a innovar con técnicas de elaboración frescas y que respeten el proceso del vino, y así poder tener la capacidad de dirigir y expresar de una forma clara y personal las características de nuestros vinos y de nuestra bodega.